Conservando Agua al Aire Libre

 

Aprenda a regar su césped de manera adecuada

Existen varios factores que determinarán cuánta agua necesitará su césped y la frecuencia con que tenga que regarlo. El tipo de césped que tiene, el pendiente de su jardín, la cantidad de sol o de sombra que su césped recibe, y el tipo de tierra son grandes factores que determinan cuánto debe regar. La tierra de arcilla retiene el agua por más tiempo, pero puede ser difícil mojarla sin que se escurra. Varios ciclos cortos de riego pueden ayudar con la penetración. Las tierras arenosas pueden requerir los riegos más cortos y más frecuentes. Al igual, las áreas expuestas al sur y oeste necesitarán de un riego más frecuente que las áreas que quedan expuestas al norte o a la sombra.

Muchas personas piensan que deben regar cada día o cada dos días para tener un césped verde y saludable. Esta es una idea equivocada que gasta agua y, de hecho, debilita su césped.

Los especialistas en horticultura recomiendan que uno riegue su césped profundamente y con poca frecuencia para promover un sistema de raíces fuertes.

Ilustración de las raíces y el riego (Profundo e infrecuente, profundo y frecuente, poco profundo)

La mayoría de los céspedes solamente necesitan una pulgada de agua cada cinco a diez días en el calor del verano. ¿Cuánto debe regar para aplicar una pulgada de agua? Se riega dependiendo del tipo de aspersor, la presión del agua, el viento, y la cantidad de sol que su césped recibe. Para medir la cantidad de agua que su sistema rocía, coloque varias latas vacías de seis onzas de atún o de comida de gatos por donde rociarán sus aspersores. Estas latas tienen una profundidad de una pulgada, así que cuando estén llenas, ¡sabrá que ha aplicado una pulgada de agua a su césped! Asegúrese de cuidar por escorrentías en los tipos de tierra que no pueden absorber el agua con rapidez. Puede ser que necesite regar por unos minutos hasta que se ablande la tierra, luego esperar 10 a 15 minutos antes de seguir regando. Aunque le parezca como demasiado trabajo, solamente tendrá que familiarizarse con las necesidades de riego de su tierra una vez y después ya sabrá cuánto le tomará para aplicar una pulgada de agua.

No olvide incluir el agua de lluvia en el total del agua que su césped ha recibido. Chequea su medidor de lluvia – si su césped ha recibido una pulgada de agua de lluvia dentro de una semana o poco más, probablemente no necesita regar. Si su césped ha recibido una media pulgada de agua, solamente necesita regarlo con otra media pulgada.

Por favor tenga en mente que si su jardín está acostumbrado a un riego cada dos días, tal vez tendrá que recortar el riego que le da. Las raíces pueden ser pocas profundas y necesitarán tiempo para crecer, por lo cual puede tardar algunas semanas para quitarle esta costumbre a su jardín.

 

Riegue su césped sólo cuando lo necesite

Revise por señas de estrés de su césped. Si las hojas del césped San Agustín se “enrollan”, si el césped Bermuda muestra un tono azul o si sus pies dejan huellas en el césped después de caminar sobre él, su césped necesita agua.

El mejor tiempo de regar es por las mañanas temprano cuando los niveles de evaporación son más bajos, hay poco viento y la presión del agua es la mejor. También, los céspedes son menos probables desarrollar enfermedades o problemas con plagas, si están regados en la mañana.

Use aspersores que arrojan gotas de agua grandes cerca al suelo. Las gotas más pequeñas y la neblina muy seguida se evaporan antes de llegar al suelo.

 

Sistema de aspersores automáticos

La Asociación Americana del Tratamiento de Agua (AWWA, por sus siglas en inglés) calcula que los hogares con sistemas de aspersores automáticos en el suelo tienen un consumo de 35 por ciento más agua que hogares sin sistemas en el suelo. Y el consumo de agua en hogares con temporizadores automáticos para el sistema de riego es de 47 por ciento más que el sistema de aspersores en el suelo que es operado manualmente.

Si utiliza su sistema de riego automático, asegúrese de que no riegue las aceras (banquetas), entradas de auto o la calle. También asegúrese que los cabezales de los aspersores estén funcionando bien y que el sistema no tenga fugas.

Como un servicio para nuestros clientes, el Servicio de Agua y Saneamiento de Dallas está realizando chequeos GRATUITOS del sistema automático de riego por aspersión. Para obtener más información o para programar el chequeo de su sistema automático de riego por aspersión, llame al (214) 670-3155.

 

Otras maneras de conservar agua al aire libre

Si tiene una piscina, revísela para asegurar que no tenga fugas y cúbrala cuando no la esté usando. Las cubiertas de piscinas conservan el 90 por ciento del agua que se pierde por la evaporación.

Use una escoba para limpiar las entradas de autos—no una manguera.

Cuando lave su vehículo, use un lavadero de autos (“car wash”) que reutiliza el agua. Esto conserva agua y ayuda a prevenir la contaminación del agua.

English